Esa copa de vino no es buena para tu salud.

Es algo muy común y recurrente el tema de «los efectos beneficiosos de una copita de vino al día». Lo siento mucho, pero esto es una mentira como una casa de grande. ¿Por qué?, pues básicamente porque el vino contiene alcohol (normalmente un 15 % de alcohol en volumen), lo que dice esto es que de cada 100 mililitros 15 son de alcohol. El alcohol presente en el vino es el resultado de la fermentación de los azúcares por microorganismos en el proceso de fabricado.

Y nos echamos más de 100 mL de vino en una copa… mejor no hacer números.

Los beneficios que se le achacan al vino para decir que es beneficioso son los siguientes, atentas porque esto no tiene desperdicio:

(Todo estos datos se han sacado de una revista muy… interesante, ahí lo dejo)

  • Fortalece los huesos
  • Reduce el riesgo cardiaco
  • Antibacteriano
  • Previene la ceguera
  • Contra la depresión
  • Disminuye el colesterol
  • Protege contra quemaduras solares.
  • Disminuye la posibilidades de cáncer de colon.
  • Reduce la demencia.
  • Rico en minerales
  • Retrasa el envejecimiento
  • Previene el cáncer de pecho porque aumenta los niveles de testosterona. (En el mismo articulo te dice que el alcohol aumenta el riesgo de cáncer. Achacan esto a los químicos en la piel y las semillas en las uvas rojas… a lo mejor habría que comerse una uva.)

Todo lo achacan a beneficios de compuestos que están en hueso o piel de la uva, porque el vino ya tal.

Lo cual me lleva a la conclusión de que es mejor tomarse una uva que te quitas del medio ese pequeño inconveniente de tomar alcohol y que va a eliminar cualquier mínimo beneficio que pueda tener algo. Siempre decir que los beneficios que otorgamos a alimentos hay que cogerlos con pinzas, con esto quiero decir que por mucho que te infles a uvas sus propiedades beneficiosas van a tener un impacto limitado en tu salud.

¿Te ayudarán?, un poquito. Pero lo mejor es llevar siempre una dieta lo más variada posible para tener todos los nutrientes y necesidades cubiertas. Vamos, que por mucho que te infles de un alimento el compuestos no va a ir a tu ojo, por ejemplo, a solucionarte la vida. Hay otros factores en juego y tu organismo a veces tiene otras necesidades. Lo dicho, dieta variada y tu organismo lo que necesite lo usará, siempre consultado a un especialista si necesitas algo en especial o quieres cambiar tus hábitos. 

Vamos a ver qué efectos tiene el alcohol a corto y a medio plazo en el organismo, os recuerdo que estamos hablando de un compuesto que está en torno al 15 % en el vino.

Lo siguiente ha salido de PubMed, cualquier duda sobre referencias me las podéis pedir por twitter que yo os las paso encantado.

  1. En 30 segundos el alcohol ya está en tu cerebro (y el resto del organismo). Lo que hace en el cerebro es ralentizar la respuesta quimica que usa para mandar mensajes: esto afecta al humor, reflejos y equilibrio entre otros. 
    En el largo plazo el alcohol va a afectar a cómo tu cerebro funciona y a su estructura: las células cambian y se vuelven más pequeñas; por lo que mucho alcohol puede encoger el cerebro y afectar a cómo piensas, aprendes y recuerdas. También afecta a cómo gestiona la temperatura corporal y el movimiento.
  2. No duermes mejor: cuando bebes puedes estar más adormilado y caer más rápido, pero no quiere decir que duermas mejor. El organismo procesa el alcohol mientras duermes y no entras en la fase REM que el cuerpo necesita para descansar. Normalmente suelen tenerse pesadillas y sueños vívidos. Al amanecer tienes una bonita resaca porque el alcohol también deshidrata el organismo y provoca dolores de cabeza y malestar general.
  3. Acidez estomacal provocada por la combinación de alcohol y ácidos gástricos:  El alcohol irrita el colon (¡uy!, ¿no decían antes que era beneficioso para el cáncer de colon? Vaya vaya).  Pues por esta irritación afecta a cómo se mueven los alimentos en intestinos y provocar diarreas.
    A largo plazo esto es un problema que puede favorecer el cáncer de colon.
  4. Vas más al baño a orinar: esto es porque el cerebro desactiva una hormona que hace que los riñones generen más orina de la necesaria, vas más al baño y te deshidratas.
    A largo plazo este sobreesfuerzo de los riñones puede causarles problemas. 
  5. El hígado, encargado de eliminar toxinas del cuerpo, es el órgano que más afectado se suele ver porque es el encargado de eliminar el alcohol y degradarlo. A más alcohol y mayor tiempo el hígado pierde masa, se vuelve más graso y fibroso por lo que deja de funcionar bien, lo que conocemos como cirrosis
  6. El páncreas, órgano que crea la insulina y ayuda a los intestinos a procesar los alimentos, se ve afectado también. Interrumpe su normal funcionamiento y provoca inflamación. Tras años puede que afecte a la creación de insulina (es decir, diabetes) y aumenta las posibilidades de un cáncer de páncreas.
  7. Arritmias cardiacas: antes nos decían que todo correcto y que ayuda al corazón… já. El consumo de alcohol afecta a las señales eléctricas del corazón y puede alterar los ritmos cardiacos, en el tiempo puede hacerse permanente y alterar también la estructura de la musculatura del corazón.
  8. Baja nuestras defensas: tu cuerpo está debilitado por razones creo que ya obvias. Afecta al sistema hormonal a niveles de no poder quedarse embarazada, problemas de erección, bajo nivel de esperma, etc. Huesos más frágiles y menos musculatura.. 

Creo que con todo esto es suficiente como para ver que el alcohol no es bueno en ninguna cantidad. 

Todos consumimos alcohol en mayor o menor medida, lo que ocurre es que algo ocasional no va a hacerte un daño que tu cuerpo no pueda sobrellevar. A largo plazo es un problema y de los grandes.

Nada de bueno tiene recomendar la copita de vino al día que se ve en muchos sitios porque obviamente es de todo menos bueno.

Si quieres las propiedades antioxidantes y beneficiosas para la salud te puedes comer unas uvas que ahí está todo intacto y no tenemos presente alcohol.

Hasta aquí todo lo que os quería contar hoy, podéis preguntarme o seguirme en twitter www.twitter.com/metilado

Ep.6 en Spotify

Deja un comentario