Medicamentos caducados, ¿son seguros?

Todos los medicamentos que compramos en la farmacia llevan asociada una fecha de caducidad o de consumo preferente, lo que nos indica que el medicamento no es seguro a partir de determinada fecha en el primer caso y que no va a ser igualmente efectivo en el segundo. Cabe decir que si el medicamento a utilizar presenta un aspecto, olor, o sabor diferente al inicial debe de dejarse inmediatamente y consultar al especialista.

Esta fecha de caducidad está puesta por la compañía farmacéutica y marcan el día en el cual se asegura su completo funcionamiento o seguridad. Aunque la fecha la marque la compañía farmacéutica conforme se van fabricando, la fecha de caducidad se ha establecido en conformidad con los organismos que regulan su fabricación y venta, en España sería el Ministerio de Sanidad. En función de los estudios de estabilidad se les otorgan diferentes rangos de tiempo para la caducidad o consumo preferente del medicamento.

Recientemente se ha estado replanteando el tema sobre las fechas de caducidad de este tipo de productos, el motivo es que algunos medicamentos han sido probados como efectivos incluso 15 años después de su “caducidad”, como refleja en este artículo la Escuela de Médicos de la Universidad de Harvard (link). ¿Cuál es el problema que puede plantear para quien vaya a tomar un medicamento que tiene en casa y que ha pasado la fecha recomendada?


Si te gusta nuestro contenido, síguenos para tenerlo de manera rápida y ayúdanos a crecer.


Lo primero es decir que este tipo de ensayos se realizan con medicamentos que han estado almacenados en frigoríficos, ahora bien: ¿cuántos de nosotros tenemos los medicamentos en el frigorífico y no en el armario de la cocina/baño? La temperatura afecta a la estabilidad de cualquier compuesto, y dado que vivimos en un país donde las temperaturas llegan a ser realmente elevadas, vamos a tener un efecto sobre ellos. La tetraciclina, por ejemplo, no da lugar a dudas, si se pasa de fecha no se puede administrar. Los medicamentos que tomamos más a menudo, como son el paracetamol, ibuprofeno, aspirina, etc. son muy estables y en caso de que estén pasados de fecha sólo van a perder efectividad.

Bottle_of_Terramycin_with_original_contents_and_original_car_Wellcome_L0058544

Los antibióticos son un ejemplo de medicamento que no debe tomarse pasada su fecha, aunque fuera segura su administración vamos a tener una pérdida de efectividad, si un antibiótico pierde efectividad frente a bacterias nos podemos encontrar con el desarrollo de una resistencia a ellos, ya que no llegan a ser todo lo efectivos que se necesitaría.

Por tanto, y teniendo en cuenta que en muy contadas ocasiones conservamos en las condiciones óptimas las medicinas, no se recomienda el uso a partir de la fecha de caducidad, o antes si vemos que el producto ha cambiado respecto a la primera vez que lo consumimos. Los medicamentos que han caducado no se deben tirar ni a la basura ni por el desagüe, lo mejor para nosotros y para el medio ambiente es depositarlos en nuestra farmacia para que sean tratados de la manera correcta.

Puedes ayudar al blog compartiendo este artículo.

Deja un comentario