Resistencia de bacterias a antibióticos, el peligro de la automedicación

Esta semana se ha dedicado a la concienciación sobre la resistencia bacteriana a los antibióticos, así que hablemos un poco sobre qué significa esto y por qué debemos ser conscientes del abuso de antibióticos y su efecto sobre nuestra salud.

Un antibiótico es una sustancia, ya sea producida de manera natural por un organismo o introducida de manera artificial, que es capaz de matar o inhibir el crecimiento de otros microorganismos.

Desde el descubrimiento de la penicilina el mundo de la ciencia y la medicina experimentó una gran y rápida evolución en este área, descubriéndose miles de antibióticos, aunque sólo una pequeña parte de ellos tiene aplicación médica.


Si te gusta nuestro contenido, síguenos para tenerlo de manera rápida y ayúdanos a crecer.


 

images.jpg
Test de diferentes antibióticos sobre bacterias, el halo alrededor de algunos puntos indica su efectividad.

El problema que se está experimentando durante estos últimos años es que hemos abusado de su uso, generando en las especies de bacterias una resistencia a los antibióticos más usados. La resistencia a antibióticos no es más que la capacidad de un patógeno a resistir la acción de estas sustancias. Siempre ha habido una resistencia natural en la que el microorganismo ya era resistente a determinada sustancia, pero dado por su propia naturaleza. Ahora estamos experimentando una resistencia adquirida, el microorganismo modifica su ADN a través de mutaciones o adquiriendo trozos de ADN que le proporcionen resistencia a los antibióticos.

Esto es algo natural y que va apareciendo con el tiempo en todos los organismos, el problema es que hemos ido acelerando este proceso tras un uso desmedido de los medicamentos, muchas veces sin prescripción médica, su mal uso en infecciones víricas en las cuales no tienen efecto e incluso su aplicación en ganado para su engorde.

El problema está en que debido a esta rápida adaptación de las bacterias a los antibióticos nosotros no somos capaces de sintetizar otros nuevos que sean activos frente a estas amenazas, por ello debemos hacer un uso sensato de los antibióticos siguiendo unas recomendaciones muy sencillas:

  • Siempre que se nos recete un antibiótico acabar el tratamiento por completo, evitando así el que quede alguna colonia de bacterias que llegue a crear resistencia.
  • No todos los antibióticos sirven para las mismas infecciones, es decir, no reutilices.
  • Los antibióticos no sirven para infecciones por virus.
  • No tires antibióticos al agua ni a la basura, todo eso va al medio ambiente y favorece la resistencia, recicla siempre en las farmacias.
  • No abuses de ellos.

Para la OMS este problema va a ir en aumento durante estos próximos años, afectando a todo tipo de enfermedades y de operaciones quirúrgicas debido a los nuevos riesgos que se van a poner de manifiesto. Está en nuestras manos el ayudar a que este problema no sea cada vez mayor.

2 comentarios sobre “Resistencia de bacterias a antibióticos, el peligro de la automedicación

Deja un comentario